George Harrison III

El día 1 de enero, a la hora de comer, apareció mi padre con un cachorrito de perro. Se lo había encontrado tirado en el monte dentro de una bolsa plástica, idea de algún imbécil malnacido sin escrúpulos. Cuando mi padre lo encontró el cachorro estaba todavía muy caliente y no se le cayó el cordón umbilical hasta el día siguiente, así que deducimos que había nacido hacía tan sólo unas horas.



Como nos pilló por sorpresa en un día festivo, durante el primer día no pudimos darle otra cosa de comer que la leche que tomamos nosotros, que no es buena para ellos, con ayuda de una jeringa. Al día siguiente compramos calostro y dos días después compramos leche y un biberón, todo especial para él, y así lo hemos estado alimentando durante estos días. Come muy bien, y de hecho ya ha crecido bastante (¡es todo un hombretón de casi 400 gramos!).

Lo tenemos en una cajita de cartón. Los primeros días estaba acompañado de un peluche bastante más grande que él del que no se separaba y de un flexo que le daba calor. Mi madre tuvo la idea de cambiar el flexo y el peluche por una especie de chal. ¡Está en la gloria!



No somos expertos en esto de intentar salvarles la vida a cachorros recién nacidos y abandonados, pero lo hacemos lo mejor que podemos y creo que la cosa va bien. El primer día el perro tenía un color amoratado muy feo, lloraba mucho y estaba muy nervioso. Ahora está precioso, se porta genial y es super tranquilo. La verdad es que nos tiene robado el corazón. A ver si sale adelante y os puedo ir enseñando fotos de su evolución, que estas están sacadas con el teléfono móvil y no se ven nada bien.

¡Ah, que casi me olvido! El perrete se llama George Harrison III, aunque si queremos que nos atienda tendré que ceder y acabar llamándole George, a secas.

Todo el mundo nos lo pregunta: no, no sabemos qué raza es. Aunque si lo han abandonado probablemente sea un cruce de varias. De todas formas, eso es lo de menos.

¿Os ha pasado algo parecido con alguna mascota? Si tenéis algún consejo que me pueda servir, lo recibiré encantada 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *