Cómo decorar cartas | 32

Hoy vengo a arrojar un poco de luz sobre cómo salvar una carta cuando no tienes sobres ni papeles especiales a mano. Que al final lo que importa es lo que le cuentas a tu penpal, pero siempre mola montar una carta bonita.

Si tenemos folios blancos, podemos cortarlos a la mitad para que se vean más cuquis. Si además escribimos el saludo de una manera especial y decoramos un poco los folios, ¡mucho mejor! Yo utilicé unos brush pen en un intento de lettering y, con los mismos rotuladores, dibujé florecitas: con la punta tumbada para hacer los pétalos y en vertical para hacer el puntito del centro.



Reuní unas cuantas pegatinas que combinaban bien con los colores de la carta y las metí en una bolsita autoadhesiva.



Con el sobre hice un poco lo mismo que con las hojas, añadiendo también washi tape en los mismos tonos. Hacer que sobre y papel vayan conjuntados es una manera de conseguir que la carta se vea menos sosa y más especial.



Por último, algunos recortes, papeles y tarjetas. Sé que no es un resultado espectacular, pero tampoco está mal para haber usado folios y sobre blancos, ¿verdad?



¿Qué hacéis vosotros cuando no tenéis papelería especial a mano? ¿Qué otras ideas conocéis para decorar papel blanco de manera sencilla?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *