Lo que me gusta del otoño


No sabía sobre qué escribir y mientras admiraba mi calzado de hoy se me encendió la bombilla. ¿Por qué no hablar de todas aquellas cosas que me gustan del otoño?

En realidad, podría escribir un post de este estilo para cada estación —¡me acabo de dar una idea a mí misma!—, pero en este preciso momento es el otoño el que me tiene enamorada.

Siempre me ha gustado. Por una parte, porque es la transición entre el verano y el invierno, consiguiendo que el cambio sea menos brusco. Por otra, porque lo sigo asociando con la vuelta al cole y esa sensación de empezar de cero.

Si también sois amantes del otoño, creo que este recorrido por sus rasgos más característicos os pondrá el corazón calentito.


LOS DÍAS MÁS CORTOS


Esta suele ser la manera que tiene el otoño de asomar la cabecilla. Todavía hace calor, todavía los árboles tienen hojas, pero se ha acabado eso de cenar a plena luz. Los días son cada vez más cortos y, no sé si a vosotras os pasa, pero mi cerebro entiende que, si en la calle es de noche, es hora de volver a casa y ponerse el pijama.


LA TEMPERATURA


Puede que sea la segunda cosa de la que me doy cuenta. Toca hacer cambio de armario y recuperar jerséis y cazadoras. Se acabó lo del tobillito al aire y las sandalias parecen un recuerdo del verano de otra persona. ¡Ah! Y el paraguas siempre a mano, que ya han vuelto las lluvias locas acompañadas de viento mortal.


LOS COLORES


Es como si todos los elementos de la naturaleza se pusieran de acuerdo para ir conjuntados a la fiesta. Tonos marrones, dorados, rojizos… Es un auténtico placer para la vista, como vivir en un cuento.


LOS PLANES CASEROS


Ya sea con amigos o sin compañía, pasar tiempo en casa en esta época del año es una gozada. Comida y juegos de mesa con amigos. Sofá, manta y libro para disfrutar a solas. Incluso cocinar, que es algo que no me entusiasma, se convierte en un plan maravilloso por el simple hecho de que la cocina está calentita.


LAS CAFETERÍAS


Me gustan las cafeterías todo el año, no os voy a mentir, pero esa sensación de estar resguardada, a salvo del frío y la lluvia, con un café entre manos mientras veo el otoño a través de la ventana es algo que me gusta muchísimo. Para mí las cafeterías son como mi propia casa, pero el café está rico.


LA COMIDA


En verano tiro mucho de ensaladas y platos fríos en general, y las bebidas las tomo con hielo. Por fin puedo cocinar caldos y lentejas, y beber té y café bien caliente, ¡y asar castañas!


EL AMBIENTILLO DE HALLOWEEN


Sé que a España lo de Halloween nos llega muy de refilón, pero no puedo evitar caer rendida ante toda esa estética de calabazas, fantasmas y brujas. Después de la Navidad, creo que es mi fiesta favorita, aunque no la celebre.


¿A vosotras os gusta el otoño? ¿Ya ha llegado a vuestras ciudades? ¿Cuáles son vuestras cosas favoritas de esta estación?

1 pensamiento en “Lo que me gusta del otoño

  1. Reconozco que el otoño tiene un encanto especial, más según cómo lo has descrito. Pero a mí me da mucha pereza empezar a pasar frío. Pero me has dado ganas de encender velas y ponerme a cocinar, no hay mal que por bien no venga 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *