Mi nueva bufanda

¡Hola!

A los que sabéis coser a máquina ya os tengo acostumbrados a mis estropicios y, como no quiero que haya celos, hoy es el turno de escandalizar bien a los que sabéis tejer 😉

No sé si os acordaréis, pero hace casi un mes y medio compartía esta foto en Instagram:



Mi madre, que teje bastante bien, me enseñó algunos puntos básicos cuando yo era todavía una niña.

Hace unos meses se me antojó una bufanda hecha por mí, pero no me apetecía tener que aprender puntos nuevos y, además, soy muy poco amiga de la lana (¡cómo pica la cabrita!). Lo primero lo solucioné decantándome por el punto jersey y lo segundo, comprando hilo Natura, de DMC (cinco ovillos en el tono Green Valley, que pega mucho con los colores que suelo utilizar para vestir en otoño e invierno).

He estado tejiendo a ratitos durante varias semanas y al fin tengo una bufanda de unos 27 cm x 235 cm:



En las fotos sólo os enseño las partes más presentables de la bufanda, que supongo serán suficientes para que os echéis las manos a la cabeza, pero en realidad tiene muchísimos fallos. Se me hizo raro calcetar con hilo fino, en lugar de con lana, y al principio se me escapaba mucho.

Ahora que he terminado de tejer (¡hace sólo unas horas!), tengo una duda… La bufanda se enrolla mucho y pierde mucha anchura. Sabía que iba a pasar, porque le pasa lo mismo a una bufanda parecida que compré hace años, y mientras iba tejiendo pensaba en cómo podía solucionarlo. Se me ocurre forrar la parte fea (la que parece punto bobo) con una tela de estampado liberty que tenga hojitas verdes del tono del hilo. ¿Creéis que así la bufanda dejará de enrollarse? ¿Pensáis que quedaría bonita?

Ruego a los expertos en la materia que no se escandalicen por mi falta de dominio de la técnica y de la jerga lanera 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba