RECETA | Tres aperitivos de aprovechamiento


Tengo dos normas en casa en lo relativo a la cocina: no se tira comida y no se comen sobras. Cocino lo justo y, si alguien se queda con hambre, hay fruta y yogures.

Pero he estado incumpliendo mis propias normas durante años sin darme cuenta. Si bien es cierto que nunca tengo sobrantes de platos cocinados, sí que tiro partes de los alimentos en crudo que hasta hace poco no consideraba que fueran comida, sino simplemente residuo orgánico, por duro que suene.

Me cambió el chip cuando estuve en Oporto hace unos meses y pedimos unas patatas en un bar de tapas. Nos quedamos sorprendidos cuando nos sirvieron unas mondas de patata fritas y sazonadas, ¡y más aún al descubrir que estaban ricas! Tal vez es un plato super común, pero lo cierto es que yo no lo había visto en la vida.

Desde entonces, he estado intentando conseguir hacer platos resultones con restos de alimentos, casi siempre pensados como aperitivo. Hoy quiero compartir con vosotras tres de ellos.


CHIPS DE PATATA


Como no podía ser de otra manera, la primera receta que os quiero enseñar es una réplica de esa tapa que nos sirvieron en Oporto.

Sólo necesitamos mondas de patata, aceite de freír, sal, perejil y pimentón dulce. La elaboración es tan sencilla como freír las mondas, retirar el exceso de aceite con papel de cocina y sazonar con las especias mencionadas.

Cuando peléis patatas para otro plato, lavadlas antes de pelarlas y reservad las mondas en un bol con agua dentro del frigorífico. Así las tendréis listas para cuando os apetezca un aperitivo casero. Si las peláis con pelador, las mondas quedarán más finitas y el resultado se parecerá más a unas patatas de bolsa. Si las peláis con cuchillo, serán más gorditas y sabrán más a patata frita natural. ¡A mí me encantan de las dos maneras!


PICATOSTES


A menudo me sucede que no soy capaz de terminar un paquete de pan de molde antes de que caduque. Solía utilizarlo para hacer tostadas, pero ahora que he aprendido a hacer picatostes no quiero comer otra cosa.

Necesitamos pan de cualquier forma, mantequilla reblandecida, aceite de oliva, ajo picado, comino, sal y perejil troceado. En un bol mezclamos todos los ingredientes, tomando como base la mantequilla, hasta obtener una especie de crema. Untamos la mezcla sobre las dos caras de cada rebanada. Cortamos el pan en dados y los salteamos en la sartén durante unos minutos, hasta que estén dorados y crujientes.

Están estupendos para tomar como aperitivo, pero también podríamos utilizarlos en otras recetas como ensaladas o cremas. Y, por supuesto, podríamos hacerlos con otras formas como tiras o rebanadas completas.


PIPAS ESPECIADAS


Intento comer alimentos de temporada, así que últimamente voy a tope con la calabaza. Es increíble la cantidad de pipas que hay en cada una y es una pena tirarlas.

Las podemos limpiar, evitando usar agua, y dejar secar sobre papel de cocina durante uno o dos días, preferiblemente al sol. Después las colocamos en un bol, las rociamos con un pelín de aceite y con una mezcla de especias al gusto (en mi caso, de la India), y las tostamos en la sartén durante unos minutos. Es importante que el fuego esté muy bajito y no dejar de remover, porque se queman en seguida; no hay más que ver lo que les pasó a las mías por pararme con la cámara.


Como se trata de alimentos de sabor muy neutro (patata, pan, pipas), todas estas recetas se pueden ajustar a vuestro gusto particular utilizando vuestras especias favoritas.

¿Conocíais estos aperitivos? ¿Qué recetas de aprovechamiento ponéis en práctica vosotras?

4 pensamientos en “RECETA | Tres aperitivos de aprovechamiento

  1. Que buenas ideas, los picatostes es lo único que conozco, los uso para acompañar cremas, pero lo de las mondas de patata ..me ha entrado curiosidad por probarlas.
    Gracias por las ideas!!

    1. ¡Te animo a que les des un intento!

  2. ¡Ay, las mondas de patata! Las descubrí en un viaje a Lisboa hace años y me quedé flipando también por lo alucinante de que sirivieran así las patatas y lo ricas que estaban. Pero nunca me ha dado por hacerlas en casa.

    1. La de mondas que habremos tirado con toooodas las tortillas que hemos hecho en nuestra vida… ¡No puede ser!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *