TAG | 9 disciplinas que me gustaría aprender

Los años van pasando por mí —ya casi 27, ¿os lo podéis creer?—, pero hay algo que todavía no ha cambiado: sigo teniendo las mismas ganas que he tenido siempre de aprender cosas nuevas. Intentar hacer algo por primera vez, buscar información al respecto, conseguir los materiales necesarios… es estimulante, divertido, interesante… ¡es genial!

Aunque he aprendido unas cuantas cosas a lo largo de mi vida, sigue habiendo muchas otras que me encantaría aprender. La lista es infinita, pero hoy os hablo de nueve disciplinas que me han interesado desde muy pequeña y que me hacen pensar que ojalá una vida durase mil años para poder aprenderlo todo.


1 | BAILE

En el cole fui a clases de gimnasia rítmica, de bailes modernos y de alguna otra cosa del estilo. Lo cierto es que no duré mucho en ninguna de ellas, porque sufría de algo que con los años voy perdiendo: el miedo escénico. Me encantaba memorizar pasos y coreografías, moverme al ritmo de la música, expresar con el cuerpo… pero me aterraba pensar en las actuaciones de final de curso. No entendía la necesidad de exponerme de esa manera, si yo lo único que quería era pasarlo bien por las tardes en el gimnasio del cole. Los años han pasado y sigo queriendo aprender a bailar. Tangos, bachatas, sevillanas, rock & roll, incluso claqué.


2 | ARMÓNICA

Tengo un oído nulo para la música, pero si hay un sonido que me remueve por dentro es el de la armónica. Pueden estar sonando cien instrumentos a la vez, que yo sólo la escucho a ella. Me regalaron una Hohner hace unos años, y en su día empecé con ganas, pero llevo mucho tiempo sin tocarla porque me da apuro molestar a los vecinos y, sobre todo, a mis compañeros de piso.


3 | CERÁMICA

De pequeña trabajaba el barro de vez en cuando, porque era un recurso del que mi madre solía tirar en las tardes de lluvia para tenerme entretenida sin salir de casa. Nunca llegué a hacer nada más allá de algún intento de jarrón que acababa en la basura por dar más pena que otra cosa, pero la actividad en sí era super terapéutica; lo de menos era el resultado. Me encantaría aprender a trabajar la cerámica, a aplicarle esmaltes, a esperar el resultado con paciencia…


4 | ARREGLOS FLORALES

Me chiflan las flores y es una pena que aquí en España no tengamos la costumbre de regalarlas con cualquier excusa. Encuentro interesante el significado que tiene cada flor y cómo, combinando varios tipos, podemos darle forma a un mensaje con apariencia de ramo. Igual es raro, pero me gustaría mucho aprender a montar arreglos florales.


5 | PATRONAJE

Sabéis que tengo máquina de coser desde hace años, y poco a poco le he ido perdiendo el miedo y he aprendido a coser proyectos sencillos. Eso sí, todas las cosas que coso las hago a ojo. Las pocas prendas de ropa que he cosido son la cosa más básica de la tierra: apenas coloco cremalleras, ni pinzas, ni siquiera las entallo. Me encantaría aprender a manejar patrones de ropa, porque sería un sueño hecho realidad que casi todas las prendas de mi armario estuviesen diseñadas y cosidas por mí.


6 | ILUSTRACIÓN

De pequeña dibujaba bastante bien. Ahora lo hago mucho peor, aunque parezca imposible, pero me sigue gustando dibujar. Muchas veces, cuando estoy leyendo un libro, pienso que me encantaría saber ilustrar para poder plasmar en papel la imagen que me formo en mi cabeza de cada uno de los personajes. Desde hace un tiempo me llama mucho la acuarela, aunque lo cierto es que siempre se me ha dado fatal.


7 | FOTOGRAFÍA

Soy de esas personas que te sacan una foto y te cortan la cabeza. Lo soy, pero aun así disfruto mucho fotografiando: no paisajes, no personas, únicamente detalles que quizás a otros puedan pasarles desapercibidos pero en los que yo encuentro una belleza digna de ser retratada. Me encantaría aprender técnica, composición y todas esas cosas que hacen que no puedas dejar de ver una foto por lo perfecto que es todo el conjunto.


8 | ESCRITURA

Supongo que en gran medida es porque desde siempre he leído mucho, pero el caso es que tengo cierta facilidad para escribir. No podría crear una novela ni nada especialmente bueno, pero sí creo que se me podrían dar bien los relatos, por ejemplo. No sé exactamente en qué consisten, pero me da que disfrutaría mucho de unas clases de escritura que me guiasen en la materia.


9 | COCINA

Aunque las personas que me conocen no se lo crean, porque efectivamente soy un zote para todo lo que no sea hacer postres, siempre he querido aprender a cocinar de verdad. Lo he intentado con ganas en repetidas ocasiones, pero el avance es mínimo. Aspiro a conocer los tiempos de cocción de cada alimento, a distinguir los diferentes cortes de la ternera, a saber qué especias utilizar según el plato, a crear recetas nuevas para no acabar comiendo siempre lo mismo y, sobre todo, a hacer una tortilla de patata con el huevo suelto.


¡Y esto es sólo una pequeña muestra de todas las cosas que me encantaría aprender a hacer!

¿A vosotros también os pasa esto de querer aprender de todo? Los que seáis un poco más mayores, decidme por favor que estas ganas no se irán nunca, porque aprender cosas nuevas me parece de lo más bonito que hay en la vida.

Contadme, ¿qué disciplinas os gustaría dominar? ¿Hay algo que hayáis querido aprender desde pequeños y finalmente habéis conseguido hacerlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba