Cómo decorar cartas | 14

Lo mío con el sello que os voy a enseñar fue amor a primera vista, en pleno pasillo de Tiger, rodeados de cuadernos y pinturas. Me temo que nos vamos a aburrir de verlo por aquí… ¡pero es que es tan bonico!

Como no podía ser de otra manera, lo utilicé para decorar el papel en el que escribí mi última carta. Gasté tres cuartillas, así que estampé el sello con una tinta diferente en cada una de ellas, usando luego bolígrafos a juego: verde, azul oscuro y rosa fuerte.



Las preguntas y respuestas del mail tag las escribí en las hojas de un diario que tenía de pequeña, que en algún tiempo tuvo olor pero ya no (¡soy vieja!). Creo que a todas nos traen buenos recuerdos estas hojitas con olor —aunque ya no huelan—, así que incluir alguna en las cartas se me hace un detalle bonito.



También añadí una tarjeta, algunos metros de washi tape y una bolsita de té. Luego lo até todo con cordelito, porque cuando incluyo cosas de tamaños muy diferentes me gusta que se mantengan más o menos colocadas y no se desparramen mucho.



Para darle un toque más colorido al sobre, decoré la mitad con un pedazo de papel: corté con tijeras tres de los lados, ajustándolos a los bordes del sobre, y rompí con las manos el lado restante. Tomé la idea de Claudia, que decora los sobres como nadie usando esta técnica.

Las direcciones las escribí en papel blanco y luego las recorté y las pegué, como casi siempre. Por último, coloqué algunos pedazos de washi tape y unas cuantas pegatinas con forma de sello, ¡y listo!



No sé si os pasa, pero con la llegada del otoño me apetece decorar las cartas de manera diferente. Por ahora he vuelto a los sobres de papel kraft y es probable que dentro de poco empiece a dibujar hojas, plumas y animales del bosque por doquier.

¿Cómo estáis decorando vuestras cartas últimamente? ¿Notáis que según la estación tiráis más por unas cosas que por otras?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba