Mi armario cápsula para el verano 2015

Os conté la semana pasada que quería probar la experiencia del armario cápsula y hoy os voy a enseñar mi selección de prendas. La verdad es que ha sido mucho más sencillo de lo que presentía, ¡y también muy divertido!

Tengo que decir que ya había hecho limpieza en el armario después de las rebajas de invierno, así que no me tuve que deshacer de ninguna prenda y eso hizo la tarea mucho menos tediosa.

Lo primero que hice fue sacar toda mi ropa del armario y colocarla sobre la cama, separándola en dos montones: ropa válida para el verano y ropa de invierno total. Con esta primera división aligeré bastante el trabajo, porque me olvidé de la montaña de jerséis gordotes que asustaba un poco.

Luego, viendo la ropa que me quedaba, me di cuenta de que algunos colores se repetían mucho más que el resto (azul, rosa y blanco), así que los elegí como colores principales y descarté todas las prendas que eran de otros tonos.

Del montón de ropa que me quedaba (prendas de verano de color azul, rosa o blanco) elegí las piezas que iban a formar parte de mi armario cápsula. Aunque aquí los veranos son muy calurosos, no es raro que en pleno agosto se eche a llover algún día, así que tuve muy en cuenta el clima a la hora de seleccionar la ropa: calzado cerrado, pantalones largos, una cazadora vaquera, etc.



Por suerte, no tuve que comprar nada porque tenía prendas suficientes para componer mi armario cápsula. Y menos mal, porque ahora que comprendo lo sencillo que puede ser vestirse no me apetece tener que volver a pisar una tienda de ropa en la vida.

Todas las prendas que descarté las metí en bolsas, a falta de cajas, y las guardé en el trastero. Sé que dentro de tres meses esa ropa estará arrugadísima y olerá raro, pero también sé que sólo tendré que poner a punto un máximo de treinta y cinco prendas.

Como ahora hay muchísimo hueco libre en mi armario, lo aprovecho para organizar mejor las prendas excluidas del cómputo: ropa de estar por casa, ropa de deporte, un vestido especial, tacones, un par de fulares, etc.

¡He aquí mi armario cápsula!


TRES PANTALONES LARGOS

CUATRO FALDAS

SEIS VESTIDOS

DOS CAMISETAS

OCHO BLUSAS Y CAMISAS

TRES CHAQUETAS Y JERSÉIS

UNA CAZADORA

CINCO PARES DE ZAPATOS

TRES MOCHILAS Y BOLSOS

La mayor parte de la ropa es de hace unos cuantos años y, sin embargo, me parece ropa nueva. La he redescubierto y me he reenamorado.

¡Tendríais que ver lo bonito que se ve mi armario ahora! En esa zona de mi habitación apenas hay luz, así que no soy capaz de sacar una foto decente, pero para que os hagáis una idea os digo que es como una mini colección de una tienda de ropa, con todo conjuntado.

Espero haberos dado ideas para componer vuestro ropero, si es que os habéis sumado a esto del minimalismo 🙂

¿Qué opináis de mi armario cápsula? ¿Os parecen pocas o muchas prendas? ¿Qué colores habríais escogido vosotros?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba