Mi buzón en los últimos meses

No sé qué ha pasado últimamente, que no he recibido más que cartas cargadas de regalitos. Creo que os pueden dar ideas para esas ocasiones en que queréis enviar detalles a vuestros amigos por correspondencia, pero no se os ocurre qué cosas podéis meter en un sobre o paquete pequeñito, ¡así que vamos al lío!



Justo el día de San Valentín recibí un paquetito de Yeray, desde Barcelona, que me enviaba algunos productos de cosmética en versión mini talla. Me hizo un montón de ilusión recibirlo ese día porque tuve la sensación de que alguien me estaba cuidando. ¿Y qué me decís de ese sobre transparentoso de papel vegetal? Muero de amor.



Más tarde me llegó un paquete tremendo de Carolina, desde Alemania. Me envió postales, papeles de scrap, washi tape, una goma del pelo, un kit de bastidores pequeñitos para bordar y, lo que más me moló, una mascarilla facial. ¡Ya veis que se puede enviar casi de todo en un sobre!



La última carta que he recibido es esta maravilla de Kat, desde Filipinas, que no puede dejar de ser cuqui ni un minuto. Incluía dibujos suyos y pegatinas, que ya lucen en la pared de mi taller y en mi portátil. Por cierto, me pareció super curioso el sobre: en formato vertical, con las direcciones escritas una sobre la otra. Llegó hasta mí sin problemas, así que no descarto copiar la idea en algún momento.

¿Qué maravillas habéis recibido vosotros últimamente? ¿Qué regalitos enviáis normalmente que se puedan meter en un sobre?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba