Mis propósitos para 2018


Como cada año a estas alturas, empiezo a plantearme cuáles son las metas que me gustaría alcanzar durante los próximos meses. No hablo de grandes logros, sino de superar pequeñas barreras que, de algún modo, me frenan en la vida. A veces son simplemente chorraditas que me haría ilusión llevar a cabo.

En primer lugar, haré un repaso muy breve a las cosas que me había propuesto lograr en 2017:

1. Contestar todas las cartas – ¡Conseguido!
2. Volver a conducir – Meeeeec
3. Hacer algo bonito por personas desconocidas – Buscad #PBLoveBomb en Instagram
4. Volver a coser – No he vuelto a lo grande, pero sí que he hecho algún pequeño proyecto
5. Visitar tres lugares diferentes – Meeeeec
6. Ser mejor – ¡Conseguidísimo!

No hice pleno, pero tampoco me puedo quejar. Para 2018 tengo unos propósitos muy sencillos, nada loco.


1. VIVIR SOLA

Llevo un par de años compartiendo piso con varias personas y creo que ya es hora de vivir por mi cuenta. Será complicado encontrar un apartamento decente a un precio asequible en el centro de Coruña, pero espero conseguirlo antes de que acabe el año.


2. TENER MASCOTA

Mi casera actual no nos permite tener animales en casa. Si cambio de piso, me encantaría que el nuevo admitiese mascotas y poder así tener una. Como no dispongo de todo el tiempo que un perro merece, creo que optaría por adoptar un gato.


3. ABRAZAR MÁS PERROS

Cuando veo a un perro, sobre todo si es grandote, sólo puedo pensar en apapacharlo y hacer la croqueta con él. Siempre me corto, porque creo que molesto, pero pensándolo bien la probabilidad de que al perro en cuestión le guste es bastante alta. Así que a partir de ahora me propongo abrazar a cada perro que me encuentre por la calle, siempre con su permiso y el de sus dueños, claro.


4. HACER EL SPAGAT

Llevo unos meses tomando clases de ballet, pero mi nivel de flexibilidad sigue dando pena. Aun así, parece que poco a poco voy mejorando y me encantaría acabar el año sabiendo hacer el spagat.


5. IR A MENUDO AL CINE

Quiero ir al cine casi todas las semanas, siempre que sea posible. Ir al cine sola es una actividad que disfruto muchísimo y lo cierto es que el único motivo por el que no suelo ir es simple pereza, porque al final nunca me arrepiento de haber ido.


¡Y esto es todo, amigos!

Como veis, se trata de propósitos sencillos que debería ser capaz de conseguir sin mayores problemas.

¿Qué os habéis propuesto vosotros? ¿Qué metas alcanzasteis el año pasado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *