Un día en mi vida | 13/09/2021

La semana pasada estuve de vacaciones y me pareció que era buen momento preparar otra entrega de esta categoría de posts. ¡Acompañadme en lo que fue mi lunes!


10:00

Como estaba de vacaciones, dormí hasta que el cuerpo aguantó, y a esta hora me encontraba yo a punto de desayunar después de haber tirado el café recién hecho por la mesa, el suelo y mi muslo derecho. Un poco de Silvederma y quedé nueva, no preocuparse.


11:00

Una cosa que me gusta hacer cuando estoy de vacaciones es aprovechar para dejar posts programados. Siempre me preparo una lista muy ambiciosa de todos los que quiero sacar adelante y, aunque normalmente no puedo llegar a todo, suelo quedar satisfecha con el trabajo hecho.


12:00

Manos a la obra con algún post de los veréis en los próximos días.


13:00

Me encanta comer temprano porque siento que aprovecho mucho mejor la tarde, más aún si la comida es una empanada de atún casera que lleva horas llamándome a gritos desde la cocina. En unas semanas comparto con vosotras la receta.


14:00

Y seguimos con los posts. ¿Cómo puede gustarme tanto escribir en el blog, con el trabajo que da, y sin embargo darme tanta pereza publicar en redes sociales, siendo mucho más rápido?


15:00

A esta hora estaba vistiéndome para salir a hacer unos recados.


16:00

Aquí venía de hacer uno de los primeros: cargar saldo en la tarjeta del bus. Así es mi vida, una espiral de desenfreno.


17:00

En Orzán, probablemente la calle más acabada y fotografiable de Coruña. Venía de comprar hilos para bordar e iba hacia la tienda de telas.


18:00

Después de dar mil vueltas por la tienda, por fin compré las telas para hacer la funda del nórdico con la que tanto os he dado la brasa. Si consigo hacerla con éxito, publicaré un post con recomendaciones.


19:00

Esta alarma me pilló sacando fotos a los hilos porque eran unos colores preciosísimos y soy una petarda. No me escondo.


20:00

Hora de bordar. Este ojo me trae por el camino de la amargura. No paro de hacerlo mal una y otra vez. A ver si os dais cuenta del error. Que esté dibujado doble no tiene nada que ver, eso es para otra cosa.


21:00

Pues sí, estaba pintando el iris de blanco. Tela a la basura y vuelta a empezar.


22:00

Y me dieron las diez de la noche. Y encima se me acabó el hilo blanco.


23:00

La foto de estar a punto de meterme en la ducha que no falte. Con estos posts me doy cuenta de que las cosas básicas como comer o ducharme tiendo a hacerlas en horas en punto. Si veo que ya son las 13:10, por ejemplo, pienso “Ahora ya espero hasta las 14:00 para comer”. ¿Os pasa?


00:00

A esta hora a mi día le quedaba ya poco. Algo de móvil antes de dormir (no hagáis esto) y mañana ya se verá.


Me da la sensación de que elegí un día especialmente aburrido, de esos en los que me tiro varias horas haciendo lo mismo: escribir en el blog, bordar, etc. ¡Pero así es la vida real!

Espero que os haya gustado acompañarme en mi día. ¿Qué soléis hacer vosotras cuando estáis de vacaciones pero no vais de viaje a ningún sitio?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba