Un día en mi vida | 22/09/2018

Hace justo un año que publiqué el último post de este estilo, ¡y ya me iba apeteciendo repetir! Si sois nuevos por aquí, os cuento de qué va: durante un día, desde que me despierto por la mañana hasta que me quedo dormida por la noche, saco una foto a cada hora en punto, aproximadamente. De esta manera, voy registrando algunas de las cosas que hago durante el día.

¡Acompañadme en un sábado random en mi vida!


10:00

Empecé el día más bien tarde, para lo que estoy acostumbrada. Últimamente acumulo tal cantidad de cansancio de lunes a viernes, que si no duermo 12 horas para inaugurar el fin de semana, no puedo seguir con mi vida. Y más que dormiría si las persianas de mi casa no fuesen un cagarro y cumplieran su función.


11:00

Como buena señora que soy, al poco de levantarme ya estaba yo tendiendo una lavadora. Me da muchísima paz hacer la colada. ¿También os pasa?


12:00

Una hora más tarde seguía con las tareas de casa, esta vez haciendo la cama y preparando la casa en general.


13:00

Antes de comer me di una ducha rápida.


14:00

Y después resultó que me apeteció acicalarme, cosa que no es habitual en mí. Sábado loco, chicos.


15:00

Volvió a sonar la alarma justo al volver del súper con mi mini compra de señora soltera.


16:00

Da igual qué hora sea, siempre me apetece un yogur con frutos rojos y muesli. Para desayunar, mediamañanear, comer, postrear, merendar, cenar… ¡Quiero alimentarme a base de esto!


17:00

Es probable que la tarea a la que le dedico la mayor parte de mis fines de semana sea actualizar el blog. Como no tengo Internet en casa, tengo que trabajar en cafeterías con wifi.


18:00

Allí seguía.


19:00

Me fui un rato a ver actuar a una de mis profes de ballet en un festival de danza en la calle. Y me pasó la clásica de creer que tenía un buen sitio hasta que se empezó a poner gente delante.


20:00

De vuelta a trabajar y, de paso, a planear cosas para la última semana de vacaciones que me queda, a mediados de octubre.


21:00

Aquí estaba flipando con lo maleducados que son algunos niños y lo mucho que los ignoran sus padres. ¿Veis la piel de plátano?


22:00

Ya se hacía tarde y fui a esperar el bus para volver a casa.


23:00

Al poco de llegar a casa, me puse cómoda y me tiré en el sofá a no hacer absolutamente nada productivo. Por fin ha llegado esa época del año en la que me puedo poner un pantalón de pijama abrigoso y sentirme, de algún modo, resguardada en mi casa.


00:00

Desde hace unas semanas, intento comer todo lo real que puedo, pero de vez en cuando siguen cayendo porquerías. La pizza está demasiado buena y no soy capaz de renunciar a ella, entendedlo. Por cierto, ha llegado el momento de admitir que, cuando no tengo que hacerme la civilizada delante de otras personas, me gusta romper la pizza a lo bruto, en lugar de cortarla en porciones.


01:00

Poco más duré, después de esta foto.


Si queréis echar un vistazo a los otros posts que he hecho dentro de esta sección, aquí los tenéis: septiembre de 2016 y julio de 2017.

Os recomiendo hacerlo: mola un montón echar la vista atrás, al pasar los años, y ver de qué iba tu vida por aquel entonces. Sólo tenéis que poner alarmas en el móvil para cada hora y sacar una foto espontánea del momento.

¿Alguna vez lo habéis hecho? ¿En qué consisten vuestros sábados?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba