VIAJE | Praga

Pues sí, ya estoy de vuelta, muy a mi pesar.

Como os conté, he pasado parte de la Semana Santa en Praga. El viaje ha sido un poco duro, porque he tenido que hacer escala en varios aeropuertos, además de tener que lidiar con mi garganta y su aliada la fiebre, pero sin duda ha merecido la pena.

¡Praga es una ciudad preciosa! El simple hecho de pasear por sus calles era un placer. Quizás lo que más me gusta de visitar lugares es observar los edificios y los de Praga son una auténtica preciosidad. Gustosamente me habría quedado allí a vivir. Creo que la próxima vez compraré sólo billete de ida 🙂

Si tenéis en mente visitar la ciudad y queréis preguntarme alguna cosa, escribidme y os echaré una mano en lo que pueda.

Tengo un don especial hereditario para sacar las peores fotografías del mundo, así que no os puedo enseñar gran cosa, pero os dejo unas poquitas para que os hagáis una idea:



Y esta es la friki de servidora en el muro de John Lennon:



Ay… ¡estoy deseando volver!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *