DIY | Marcapáginas imantados


El tutorial que traigo hoy es tan sencillo que hasta me da un poco de vergüe publicar el paso a paso.

Os voy a enseñar a crear vuestros propios marcapáginas imantados. Se hacen en un par de minutos y sólo necesitamos: cinta magnética, pedazos de cartulina, un troquel de esquinas y unas tijeras. En realidad, el troquel es opcional y los pedazos de cartulina son restos de cajas y tarjetones publicitarios.



Los pasos a seguir son los siguientes:

1. Cortar una tira de cartulina alargada. La mía mide 12 cm x 4 cm.
2. Redondear las cuatro esquinas con ayuda del troquel (podemos hacerlo con las tijeras). Este paso es importante para que el marcapáginas se vea menos maltratado por el uso y dure más tiempo; ya sabemos que las esquinas es lo primero que se pone feo.
3. Doblar por la mitad.
4. Pegar un trocito de cinta magnética en una de las caras interiores. Posar otro trocito encima, de manera que se atraigan (quizás haya que probar diferentes posiciones) y cerrar la tira doblada como si fuese un sándwich para que ese otro trocito quede adherido a la otra cara interior del marcapáginas.

Os dejo con las fotos, que se ve mucho más claro.



¿Verdad que es facilísimo de hacer?

Si tenéis impresora, podéis imprimir sobre cartulina blanca y hacer marcapáginas personalizados con fotos, frases de libros, patrones, etc. También podéis dibujar o escribir a mano directamente, claro.

Espero que os haya gustado y os animéis a probarlo. Que los billetes de tren van bien para un apuro, pero un marcapáginas en condiciones es mucho mejor.

Si queréis usar la cinta magnética en otros proyectos, os recuerdo este post en el que os enseñé a hacer un cuelgaláminas imantado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *