El mundo necesita más cartas de amor

Me encanta dejar mensajes en la calle para que la gente los encuentre de casualidad, ya lo sabéis. Empecé hace unos años con unos sobres sorpresa felices y desde entonces de vez en cuando dejo notas de amor por ahí perdidas.

Me apetecía hacer algo parecido el día de San Valentín, ¡y eso hice! Esta vez en forma de cartas con mensaje bonito para todo aquel que se las haya podido encontrar.



Los sobres los hice con papeles estampados, usando las plantillas que diseñé hace un tiempo y que sigo utilizando continuamente. Puse a cada uno un par de pegatinas con forma de sellos cuquis y usé un sello que tengo con forma de reloj, imitando el cuño que estampan en Correos. Las cartas las escribí a mano en hojas de color rosita. Una vez dentro, pegué las solapas de los sobres con un poco de cinta adhesiva decorada.

Si tenéis curiosidad por saber qué decían las cartas, compartí el texto en mi cuenta de Instagram.

El día de San Valentín salí a pasear, aprovechando que hacía un día estupendo, y repartí el puñadito de cartas que había preparado. Cada vez que hago algo así, es complicado que no haya gente mirando y la verdad es que a mí no se me da bien hacer de ninja, pero me las voy arreglando.

¿Qué tal vuestro día de los enamorados? ¿Lo celebráis de alguna manera especial, incluso sin tener pareja? ¿También creéis que el mundo necesita más cartas de amor?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba