RECETA | Empanada de atún

La empanada es un plato super típico en Galicia. Es el clásico primero que se pone para comer en las reuniones familiares, pero también se puede pedir en cualquier restaurante e incluso es común que se sirva en las bodas con los entrantes. ¡Y es que está buenísima! Como se puede rellenar de absolutamente cualquier cosa, es muy raro que a alguien no le guste ninguna empanada. A mí me flipa fría, pero evidentemente se puede comer caliente.

El tema es que mi favorita es la de atún, pero nunca la había hecho en casa porque creía que era complicado y me daba pereza. ¡Qué equivocada estaba! El mes pasado hice mi primera empanada y fue un éxito.

Hoy quiero compartir con vosotras la receta, por si os apetece probarla. Tened en cuenta que es especialmente sencilla porque, como el atún en conserva no es necesario cocinarlo, nos libramos de un paso que sí hay que seguir al hacer otras empanadas, como la de carne o la de pulpo.

Empezamos primero con el relleno, que es en realidad un sofrito muy sencillo para el que sólo necesitamos los ingredientes que veis en la imagen.



Ponemos el aceite a calentar en una sartén, a fuego medio. Mientras tanto, picamos la cebolla, el pimiento y el ajo todo lo finos que queramos; a mí me gusta que se noten los trozacos.

Sofreímos los ingredientes picados, a fuego bajito, para que no se tuesten.

Pelamos y troceamos el tomate. Cuando el sofrito esté a medio hacer, agregamos el tomate y salpimentamos.

En cuanto esté listo, añadimos el atún, mezclamos y rehogamos un par de minutos más para que todos los sabores se integren.

Agregamos pimentón, removemos bien, retiramos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Podemos dejar el relleno listo la noche anterior o hacerlo el mismo día en que cocinaremos la empanada.

El aspecto debería ser algo similar al de la imagen que veis abajo. Con bien de aceite, que luego usaremos en la masa.



Con el relleno ya listo, nos ponemos a preparar la masa. Los ingredientes son los que veis en la imagen. Nunca había amasado nada con aceite usado, pero os puedo decir que olía a gloria incluso en crudo.



Deshacemos la levadura en el agua, con ayuda de un tenedor.

En un bol, ponemos la harina y hacemos un hueco en el centro a modo de volcán. Agregamos el resto de ingredientes, incluida el agua con la levadura.

Mezclamos con ayuda de una cuchara y, cuando la masa tenga cierta consistencia, empezamos a trabajarla con las manos, primero dentro del bol y luego sobre la encimera durante unos 10-15 minutos. Si fuese necesario, agregamos agua o harina.

Formamos una bola y la dejamos reposar sobre la encimera, cubierta con un trapo, durante 1 hora a temperatura ambiente. Antes de reposar tendrá una pinta similar a la de la imagen.



Transcurrido ese tiempo y con la masa ya crecida, podemos ponernos con la parte más divertida del proceso de hacer una empanada: el montaje.

Empezamos precalentando el horno a 200ºC y cubriendo la bandeja con papel.

Dividimos la masa en dos mitades, una para la base y otra para la tapa. Estiramos una de las mitades y la colocamos sobre la bandeja de horno. Colocamos encima el relleno, de manera uniforme, dejando los bordes libres para poder cerrar la empanada. Estiramos la otra mitad de la masa y la colocamos encima a modo de tapa. Cerramos los bordes pellizcándolos, hacemos un agujero en el centro y pinchamos la superficie con un tenedor en diferentes puntos.

Podemos darle la forma que queramos; yo me limité a cubrir la bandeja de horno. Aunque veáis que es pequeña, las cantidades de la receta están pensadas para cubrir una bandeja de tamaño estándar.

Respecto al acabado, lo suyo sería pincelarla con un poco de aceite, pero yo la dejé tal cual y quedó guay.



Ya sólo nos queda hornearla a 200ºC durante unos 45 minutos, o hasta que veamos que la masa está en el punto que queremos.

Este es el aspecto que tenía la mía. Me chiflan los churritos mal hechos, son lo mejor de las empanadas hechas en casa.



Se me quemó un pelín por la parte de abajo, pero aun así estaba buenísima. Ni seca, ni aceitosa; en su punto. ¡Y es tan fácil de hacer! Repetiré seguro.



Si os animáis a hacerla, ya me contaréis qué tal. Y si conocéis algún relleno especialmente rico, hacédmelo saber e intentaré probarlo.

¿En donde vivís la empanada es un plato típico? ¿Qué relleno es vuestro favorito? ¿La preferís fría o caliente?

2 comentarios

  1. Cosasmonas6 de octubre de 2021

    Me encanta la empanada,aunque por aquí no es típica. Me encanta la de atún como tú la has hecho. En mi pueblo hacen una de setas muy rica.
    Saludos!!

    Responder
    1. petiteblasa6 de octubre de 2021

      ¡Uf, la de setas tiene que estar brutal!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba