RECETA | Pastel de chocolate y naranja

Hace unos meses probé en una cafetería una tarta de chocolate y naranja que me dejó flipada de lo rica que estaba. Bizcocho de chocolate, crema de naranja y cobertura de chocolate. Y no os creáis que soy yo mucho de postres chocolateados, pero el toque de la naranja lo cambia todo. El caso es que decidí replicarla en casa y, aunque no llega al nivel de una tarta profesional, está bien buena.

Primero os voy a explicar cómo hacer el bizcocho de chocolate.

Necesitamos estos ingredientes:
– 2 naranjas para zumo
– 75 g de cacao desgrasado en polvo
– 10 cucharadas de agua recién hervida
– 225 g de mantequilla sin sal reblandecida
– 225 g de azúcar glas
– 4 huevos
– 225 g de harina
– 1 sobre de Royal

Precalentamos el horno a 190ºC. Engrasamos y enharinamos un molde desmontable de unos 25 cm de diámetro.

Lavamos bien las naranjas. Rallamos la piel de las dos y reservamos. Hacemos todo el zumo que den y reservamos.

En un recipiente pequeño, mezclamos 50 g de cacao con el agua recién hervida y removemos hasta formar una pasta homogénea y suave. Añadimos 2 cucharadas del zumo de naranja y mezclamos.

En un bol grande, ponemos la mantequilla, el azúcar, los huevos, la harina, el Royal, el cacao en polvo restante, la ralladura de naranja y la pasta de cacao previamente preparada.

Entonces tendremos algo como lo que veis en la imagen. La propia masa cruda es digna de rebañar luego el bol a lametones.



Vertemos la masa en el molde y la horneamos a 190ºC, a media altura, durante unos 25 minutos. Cuando esté hecho, retiramos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar durante unos 5 minutos. Transcurrido ese tiempo, lo desmoldamos y lo dejamos reposar sobre una rejilla hasta que esté completamente frío.



Mientras el bizcocho va enfriando, preparamos la crema de naranja.

Tan sólo necesitamos estos ingredientes:
– el zumo de naranja restante
– 40 g de azúcar
– 20 g de maicena

Y prepararla es tan sencillo como poner todos los ingredientes en un cazo a fuego bajo y remover sin parar hasta que espese.

Cuando el bizcocho esté frío, lo rebanamos a la mitad, rellenamos con la crema de naranja y tapamos.



Ya sólo queda preparar la cobertura de chocolate con la que cubriremos todo el pastel.

Necesitamos estos ingredientes:
– 75 g de mantequilla sin sal reblandecida
– 100 g de azúcar glas
– 100 g de chocolate negro para postres

Empezamos fundiendo el chocolate. Mientras tanto, batimos la mantequilla y el azúcar con varillas eléctricas, hasta obtener una mezcla esponjosa. Cuando el chocolate esté fundido, lo añadimos y continuamos batiendo para integrar todos los ingredientes. Ahora sí, cubrimos la parte superior y los cantos del pastel con ayuda de una lengua.



Lo dejamos reposar en el frigorífico un par de horas para que la cobertura se endurezca un poco, ¡y listo! Os llamará la atención que en la siguiente foto se ve naranja confitada sobre el pastel, pero no la he incluido en la receta porque en realidad me salió mal y estaba incomible. Si conocéis alguna manera de hacerla y que quede rica, podéis añadírsela para subir aún más de nivel este pastel.




Espero que intentéis hacerlo en casa y me contéis qué os ha parecido. ¿Os gustan los postres chocolateados? ¿Y la combinación de chocolate y frutas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba