11 prendas, 7 días

Siempre he sido un desastre haciendo maletas: metía casi todo el armario, acababa no poniéndome la mitad de las cosas e, inexplicablemente, tenía la sensación de no haber llevado las suficientes. Ahora que, gracias al armario cápsula, me he acostumbrado a jugar con la ropa y sus combinaciones, creo que estoy en condiciones de hacer la maleta con algo más de sentidiño.

Hoy os quiero demostrar que es posible vestir durante toda una semana con sólo 11 prendas de ropa (excluyendo sujes, braguitas, medias y esas cosas). Para este ejemplo he escogido ropa que bien podría formar parte de mi armario cápsula de este otoño, pero si a vosotros os gustan más otros colores no tenéis más que sustituir estos tonos por aquellos que elijáis. Eso sí, recordad centraros en sólo unos pocos colores, porque la idea es que todas las prendas combinen bien entre sí.



– Un vestido negro con detalles blancos
– Un vestido blanco con detalles negros
– Unos pantalones negros
– Una camiseta básica negra
– Una camisa de cuadros negros y rojos
– Un jersey delgado de rayas negras y blancas
– Una chaqueta gordita marrón
– Una cazadora vaquera
– Unas zapatillas negras
– Unos botines marrones
– Un bolso multicolor, estilo patchwork

Además, junto con la ropa interior, podemos incluir diferentes medias en tonos negros: finitas, tupidas, de lunares, etc. Apenas ocupan espacio en la maleta, así que tenemos vía libre.

Con este sistema, cada prenda de ropa (excepto la ropa interior) se pone unas dos o tres veces, lo cual no es ninguna locura teniendo en cuenta que en otoño difícilmente nos pondremos a sudar como pollos. Precisamente por esto propongo tirar de looks por capas, ideales para esta época del año en la que el tiempo está loco: cada día al levantarte puedes valorar el tiempo que hace y decidir si añades o restas capas. Lo de apostar todo a una sola carta y llenar la maleta exclusivamente de ropa super veraniega o super de invierno puede ser arriesgado.









Tened en cuenta que esta es la ropa que meteríamos en la maleta, es decir, todavía podríamos contar con algunas otras cosas que llevaríamos puestas el día de partida como, por ejemplo, un chubasquero o un segundo bolso.

¿Qué os parece? ¿Cuántas prendas os llevaríais vosotros para una semana de vacaciones en otoño?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba